La importancia de dormir bien

El sueño es un proceso biológico algo complejo que ayuda a procesar información nueva, mantenerse saludable y a sentirse descansado.

 

¿Cuánto sueño necesito?

MedlinePlus nos indica que la cantidad de sueño que usted necesita depende de varios factores, incluyendo su edad, estilo de vida, estado de salud y si ha dormido lo suficiente. Las recomendaciones generales para dormir son:

Recién nacidos: 16-18 horas al día
Niños en edad preescolar: 11-12 horas al día
Niños en edad escolar: por lo menos 10 horas al día
Adolescentes: 9-10 horas al día
Adultos (incluyendo adultos mayores): 7-8 horas al día

 
Durante la pubertad, el reloj biológico de los adolescentes cambia y es más probable que se acuesten más tarde que los niños y adultos, y tienden a querer dormir más por la mañana. Esto está en conflicto con las tempraneras horas de inicio de muchas escuelas secundarias y ayuda a explicar por qué la mayoría de los adolescentes no duermen lo suficiente.
 
Algunas personas piensan que los adultos necesitan dormir menos a medida que envejecen, pero no hay evidencia que lo demuestre. Sin embargo, a medida que las personas envejecen tienden a dormir menos o a pasar menos tiempo en el sueño profundo y reparador. Las personas mayores también se despiertan más fácilmente.
 
Y no sólo la cantidad de horas de sueño que obtiene es lo que importa. La calidad del sueño también es importante.

 

¿Cuáles son los efectos a la salud de no dormir lo suficiente?

El sueño es importante para la salud en general. Cuando no duerme lo suficiente (privación del sueño), puede sentirse cansado y afectar su rendimiento, incluyendo su capacidad de pensar con claridad, reaccionar rápidamente y formar recuerdos. Esto puede llevarlo a tomar malas decisiones y ponerse en situaciones de riesgo. Las personas que no duermen bien son más propensas a sufrir accidentes.
 
La privación del sueño también puede afectar su estado de ánimo, lo que causa:
 
Irritabilidad
Problemas en sus relaciones, especialmente para niños y adolescentes
Depresión
Ansiedad
 
También puede afectar su salud física. Los estudios muestran que no dormir lo suficiente o dormir mal aumenta el riesgo de:
 
Presión arterial alta
Enfermedad del corazón
Accidente cerebrovascular
Enfermedad del riñón
Obesidad
Diabetes tipo 2
 
No dormir lo suficiente puede afectar la liberación de las hormonas que lo ayudan a crear masa muscular, combatir infecciones y reparar células. Además, en los niños puede hacer que no liberen suficientes hormonas que los hacen crecer.

 

¿Cómo puedo dormir mejor?

Usted puede tomar medidas para mejorar sus hábitos de sueño. En primer lugar, asegúrese de que tenga suficiente tiempo para dormir. Con dormir lo suficiente cada noche, usted puede sentirse mejor y más productivo durante el día.

Para mejorar sus hábitos de sueño, también puede ayudar:

Irse a la cama y despertar a la misma hora todos los días
Evitar la cafeína, especialmente por la tarde y noche
Evitar la nicotina
Hacer ejercicio con regularidad, pero no demasiado tarde
Evitar las bebidas alcohólicas antes de acostarse
Evitar comidas y bebidas pesadas por la noche
No tomar siestas después de las 3 de la tarde
Relajarse antes de acostarse, por ejemplo, tomando un baño, leyendo o escuchando música suave
Mantener su dormitorio con una temperatura fresca
Deshacerse de distracciones como ruidos, luces brillantes y el televisor o computadora en el dormitorio. Además, no se sienta tentado de usar su teléfono o tableta justo antes de acostarse