Apnea del sueño, un trastorno muy común que puede puede traerle complicaciones

La apnea es un trastorno del sueño común y grave que sucede cuando se interrumpe la respiración regular durante el sueño.

Las personas que tienen apnea del sueño dejan de respirar mientras duermen de 10 a 30 segundos cada vez. Estas interrupciones cortas en la respiración pueden ocurrir hasta 400 veces por noche. Si usted tiene apnea del sueño, los períodos de ausencia de respiración pueden alterar el sueño (incluso si no lo despiertan por completo).

La gente que padece de apnea suele roncar muy fuerte. De todos modos, no todas las personas que roncan tienen apnea.

Tipos de apnea:

  • La apnea del sueño obstructiva: La apnea más común, resultado de un bloqueo en la circulación del aire durante el sueño, normalmente cuando el tejido blando en la parte trasera de la garganta se colapsa mientras duerme. Algunos factores de salud, como la obesidad, pueden contribuir.
  • Apnea del sueño central: Resulta de un problema con la manera en que el cerebro indica las órdenes a los músculos de la respiración. La vía respiratoria no se bloquea, sino que el cerebro no indica a los músculos que deben respirar. Este tipo de apnea puede ocurrir con afecciones como fallos cardiacos, tumores cerebrales, infecciones en el cerebro y derrames.

Las personas que tienen más riesgo de apnea son: hombres, personas mayores de 40 años, los que tienen sobrepeso, historia familiar, pequeñas vías respiratorias o con alguna obstrucción nasal debido a un tabique desviado, alergias o un problema sinusal.

El diagnóstico se basa en su historia médica y familiar, un examen físico y en los resultados de un examen del sueño.

Si se deja sin tratar, la apnea puede dar lugar a una serie de problemas de salud, entre ellos:

  • alta presión arterial
  • derrame
  • fallos cardiacos, latidos irregulares y ataque cardíaco
  • diabetes
  • depresión

Cuando el sueño se interrumpe durante la noche, puede estar somnoliento durante el día. Las personas con apnea del sueño tienen mayor riesgo de sufrir accidentes de tránsito, accidentes de trabajo y otros problemas médicos. Si usted tiene apnea del sueño, es importante que reciba tratamiento. Estos pueden incluir cambios en el estilo de vida, dispositivos bucales, cirugía y aparatos para la respiración.

Hay cosas que puede hacer para prevenir la apnea del sueño. Los siguientes pasos ayudan a muchas personas:

  • Detenga el consumo de alcohol o medicinas para el sueño. Estos relajan los músculos de la parte posterior de la garganta, dificultando más la respiración.
  • Si usted fuma, deje de fumar.
  • Si tiene sobrepeso, baje de peso.
  • Duerma sobre un lado en vez de hacerlo boca arriba.

Si piensa que padece de apnea, asegúrese de hablar con su médico o dentista para obtener más información y una posible evaluación.