Lo que debes saber de la artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una forma de artritis que causa dolor, inflamación, rigidez y pérdida de la función de las articulaciones. Puede afectar cualquier articulación, pero es común en las muñecas y los dedos.

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune, lo que significa que la artritis es el resultado de un ataque de su sistema inmunitario a sus propios tejidos. Es diferente a la osteoartritis, la forma común de artritis a edad avanzada.

Sintomas

Los signos y los síntomas de la artritis reumatoide pueden incluir:

  • Articulaciones sensibles a la palpación, calientes e hinchadas.
  • Rigidez articular que generalmente empeora por las mañanas y después de la inactividad.
  • Cansancio, fiebre y pérdida del apetito.

A medida que avanza la enfermedad, los síntomas suelen extenderse a las muñecas, las rodillas, los tobillos, los codos, la cadera y los hombros. En la mayoría de los casos, los síntomas se producen en las mismas articulaciones en ambos lados de tu cuerpo.

Recomendaciones

Aunque no se puede prevenir, seguir algunas recomendaciones puede aliviar los síntomas de la artritis reumatoide.

 

  • Evitar una vida agitada con una gran actividad física o con mucho estrés. Conviene dormir una media de 8-10 horas nocturnas. Es bueno comenzar el día con un buen baño de agua caliente que contribuirá a disminuir la rigidez o el agarrotamiento articular matutino.
  • Si es posible evitar actividades que precisen esfuerzos físicos, obliguen a estar mucho tiempo de pie, o necesiten de movimientos repetitivos, sobre todo con las manos.
  • Si escribes en el teclado durante largos períodos y la silla no tiene brazos, considera el uso de apoyabrazos o apoyamuñecas.
  • Si trabajas con una computadora, haz estiramiento de las manos y los pulgares durante 10 segundos cada hora, para aliviar esas articulaciones.
  • Cuando hagas viajes largos en automóvil, toma descansos cada una o dos horas para bajar del auto y estirarte.
  • Durante el reposo es importante mantener una postura adecuada, las articulaciones no deben permanecer dobladas, hay que procurar tener los brazos y las piernas estirados.
  • Es aconsejable evitar el sobrepeso.
  • Una articulación inflamada debe ser mantenida en reposo, la sobreutilización de la misma puede favorecer que se produzcan daños irreversibles en los huesos que forman la articulación.
  • El uso de dispositivos que mantienen la posición correcta de los dedos de las manos (férulas) durante la noche, aunque resulta algo incómodo inicialmente, previene deformidades futuras.
  • Hay que prevenir las infecciones en los pacientes con artritis reumatoide.
  • Es aconsejable eliminar el consumo de tabaco para todos los pacientes con artritis reumatoide.